Las cestas de mimbre se están convirtiendo en parte esencial de la decoración de todos nuestros hogares. Y esto no es casualidad. Lo que antes era un elemento relegado prácticamente a cuartos de baño, es ahora pieza fundamental de salones, dormitorios, pasillos y hasta cocinas. No es raro encontrar como elemento de decoración cestas de mimbre o canastos, que además ofrecen múltiples opciones de combinación, siendo el elemento perfecto sea cual sea el estilo de tu hogar. Gracias a su tono neutro y su calidez, casa a la perfección con muebles de todo tipo.

El mimbre destaca por aportar un toque “ecológico”, algo que cada vez es más deseado. Hay que recordar que el mimbre es una fibra vegetal que se obtiene de un arbusto de la familia de los sauces, y por lo tanto es un elemento cien por cien natural. Sin muestras de material sintético por ninguna parte.

Aunque hoy en día es fácil encontrar cestas de mimbre de multitud de tamaños y distintas utilidades, el elemento más habitual siguen siendo las cestas de mimbre para organizar y guardar cosas. Una manera muy elegante de tener nuestro hogar siempre en perfecto estado. Hay cestos para guardar la ropa, los juguetes, los libros, el material escolar de los más pequeños,…casi cualquier cosa que se te ocurra tiene sitio en nuestras amplias cestas de mimbre. Al tratarse de un material muy resistente, es perfecto para aquellas casas en las que haya niños pequeños, y por supuesto, no tiene nada que ver desde el punto de vista estético con los materiales plásticos tan utilizados hoy en día. El mimbre es sinónimo de naturaleza. Además es elegante, sencillo, y muy resistente. Sin duda uno de los materiales más de moda en la actualidad.

Una de las claves del éxito que están teniendo actualmente las cestas de mimbre como elemento de decoración es la posibilidad de modificarlas nosotros mismos, con pequeños retoques con los que conseguirás darle un aspecto aún mas atractivo. Las opciones son múltiples: pintura, lazos, flores, telas, etc. Tan solo tienes que coger una cesta de mimbre y aportarle tu toque personal. Divertido y práctico a la vez.

Otro aspecto fundamental a la hora de elegir cestas de mimbre como elemento de decoración es su fácil limpieza y mantenimiento. Si quieres que luzcan radiantes en tu salón o dormitorio, tan solo tendrás que pasar un plumero de vez en cuando sobre su superficie. Al tratarse de un material natural, es muy limpio. Como consejo adicional, pasa una o dos veces al año un paño húmedo con un poco de jabón, y verás que se conservará siempre como nuevo. Así de sencillo.

En Cestería Guerrero somos artesanos con una gran experiencia dando forma a este bello material, por lo que queremos poner a tu disposición una amplia gama de cestas de mimbre para decorar el interior de tu hogar. Tan solo tienes que visitar nuestra cuidada tienda online y decidir que cesta se adapta más a lo que estás buscando. Todos ellos están fabricados a mano y con material 100% natural, por lo que son garantía de calidad y exclusividad.